Tipos de ollas a presión

Tus aliados en la cocina

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Cargando…

Las ollas son sin duda esa herramienta que en ninguna cocina puede faltar, en especial las ollas a presión. Éstas son un recipiente hermético que se utiliza para cocinar y que pueden alcanzar presiones mucho más altas que la atmosférica.

Las altas presiones son alcanzadas debido a que el punto de ebullición del agua se incrementa cuando aumenta la presión. La temperatura de ebullición en estas ollas puede alcanzar de 100 a 130 grados centígrados, logrando cocinar los alimentos más rápidamente.

Las ollas a presión logran reducir los tiempos de cocción tradicionales unas tres a cuatro veces menos de lo normal. Además, son caracterizadas por su velocidad y calidad de la cocción.

Ollas a presión

Se pueden conseguir de diversos tipos, pero fundamentalmente se dividen en dos: ollas express y ollas rápidas.

Ollas express

Esta cuenta con un potorillo o verdugo. Este aparato es el que gira mientras deja escapar el vapor que se encuentra en el interior. A diferencia de las ollas rápidas, las ollas express evaporan mucho más rápido.

Ollas rápidas

Las ollas rápidas no tienen potorillo. Son un poco más sofisticadas porque cuentan con una válvula que indica la presión acumulada. Normalmente se puede medir con anillos de colores, por lo que tiene un sistema más intuitivo que el de las ollas express. También algunas son digitales. Su principal diferencia es que dejan escapar muy poco vapor y alcanza limites más altos de de presión y temperatura.

Ollas a Presión

Consejos de utilización

  • El tiempo de cocción se cuenta a partir de que la válvula comience a girar o se empiecen a ver lo anillos. Cuando alcanza el máximo nivel de presión, debes bajar el fuego. Aunque esto dependerá del tipo de cocina que tengas.
  • Las ollas a presión rápidas pueden ser usadas en cocinas de inducción, una de las tecnologías de cocina más novedosas.
  • Muchas personas tienen miedo al momento de usar estas ollas por los altos niveles de presión que alcanza. Sin embargo, con una correcta utilización nada debería pasar. Estan elaboradas con sistemas de seguridad avanzados que impiden que pueda explotar mientras cocinas. No debes olvidar limpiar con frecuencia las válvulas, y cambiar las gomas de las tapas cuando notes su desgaste.

Ollas a Presión

Materiales de las ollas a presión 

Ollas de presión de acero inoxidable: El material más común. Posee varias características como durabilidad y resistencia a altas temperaturas. Estas ollas pueden recibir golpes sin deteriorarse.

Ollas de presión de cobre: Aunque no son muy comerciales, pueden conseguirse. Parecen de acero, pero son mucho más resistentes al ser  más gruesas. En cuanto al calor, lo distribuyen de manera uniforme y lo mantienen por largo tiempo.

Ollas de presión de hierro: La única desventaja es que son muy pesadas. Por este motivo son más difíciles de utilizar y de limpiar. De igual manera, mantienen el calor en su interior por mucho tiempo.

Ollas de presión de aluminio: Su material, además de ser anti-adherente, facilita la cocción de los alimentos. La desventaja es que este material hace que el contenido en su interior se enfríe rápidamente.

Ollas a presión

Tamaños de las ollas a presión

Los tamaños varían según las necesidades de las personas y el uso que se le de. No será lo mismo comprar una olla para una familia numerosa como para alguien que viva solo o en pareja.

Los tamaños están determinados en litros. Estas capacidades van desde 1 litro (para una sola persona), hasta 10 litros, lo más recomendable es seleccionar un tamaño medio (6 litros)

Las ollas a presión  de seis litros son las más apetecidas. Dependiendo de tu familia a continuación encontrarás el tamaño adecuado para ti:

2 litros: Para una  o dos personas

4 litros: Para dos o 4 personas

6 litros: Para 6 personas

10 litros: Para un poco más de 8 personas

Estas proporciones dependerán del tamaño de las raciones que coloques en los platos. Seguro ahora podrás elegir la indicada.

También es común encontrar ollas de diferentes tamaños con tapas universales, ¡a que te vendría genial! Sería ideal tener una diferente al tamaño habitual para ocasiones donde el número de personas aumente en tu hogar.

0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Cargando…
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *