Con el paso del tiempo, los suelos de madera o cemento se van deteriorando. Si quieres renovar el aspecto de un suelo, pero le estás huyendo a las obras, la pintura es la solución que buscas. En pocos días y sin mucha complicación, tus espacios quedarán con un aspecto increíble. La pintura para suelos además de decorar, ayuda a proteger esas superficies.

Al momento de pintar suelos debes escoger una pintura que se adapte al tipo de material con el que están construidos. Solo de esa manera los resultados serán óptimos. No se puede pintar hormigón, madera, piedra o cerámica con los mismos compuestos químicos; cada uno tiene sus especificaciones.

A pesar de que puedes hacer el trabajo tú mismo, debes conocer algunos aspectos básicos. En esta oportunidad te enseñaremos a elegir una pintura para suelos adecuada que resista el tráfico y te dé los resultados que buscas.

Pintura para suelos
Pintar suelos

Depende del material

Un elemento clave en la elección de pintura para suelos es el material del que están hechos. Se puede conseguir para interiores y exteriores y de diferentes características. El mercado ofrece pintura al agua o acrílica, que se seca rápidamente; sintética, que brinda una mayor protección a garajes y zonas de alto tránsito; y de resinas bicomponentes (epoxi, poliuretano), ideales para interiores.

El tipo de pintura que escojas dependerá de la resistencia que necesite el acabado en el espacio. Hay un tipo de pinturas más comunes con un aguante y durabilidad de tiempo medio. Se recomiendan para superficies que soportan un tránsito moderado. Su principal ventaja está en la gran variedad de colores con los que se puede conseguir una decoración más personalizada.

Existe otro de pinturas a base de resinas de poliuretano o epoxi aconsejadas para pisos exteriores o garajes, debido a la alta resistencia. Aunque ofrece menos posibilidades de tonos, con estas pinturas se obtendrán superficies que aguanten más tiempo, además de que son impermeables.

Pintura para suelos
Pintar suelos

Debes tener en cuenta que las pinturas con resinas epoxi vienen con un endurecedor para que funcionen correctamente. Una vez mezclados, la pintura tendrá una vida limitada (de unas cuatro horas) y si se endurece, deja de servir. Esta pintura seca por efectos químicos y forma una capa impermeable que se adhiere a la mayoría de las superficies.

Las pinturas de poliuretano, en cambio, se secan al entrar en contacto con la humedad de la atmósfera, cuando ocurre la polimerización. Ofrece una película elástica ideal para superficies con irregularidades.

Un mejor resultado se obtiene al aplicar dos capas. Se esperan 24 horas de secado entre una y otra y luego se esperan dos días antes de usar la superficie para que se adhiera correctamente la pintura. Se aconseja usar un rodillo de lana.

En el siguiente cuadro, verás cuál es la ideal

Pintura para suelos

La preparación correcta

Se debe tener en cuenta que el acabado perfecto no se conseguirá solo con la pintura para suelos correcta. También hace falta que se complete un proceso de aplicación adecuado. De nada servirá una buena pintura con una mala aplicación. Durante este proceso será crucial la preparación de la superficie.

Pintura para suelos
Pintar suelos

No importa del material que está hecho el suelo. Antes de aplicar una pintura es obligatorio hacer trabajos de reparación para eliminar irregularidades y de limpieza para quitar residuos.

La limpieza de suelos de cemento, por ejemplo, dependerá de si es nuevo o antiguo. En los nuevos, habrá que esperar unos tres meses antes de pintar y cepillar la superficie. Por su parte, en los viejos se debe aspirar y lavar para eliminar marcas de grasa u otros compuestos.

Suelo de hormigón o cemento: se lava con un champú especial y un cepillo de cerdas duras. Luego se deja secar. Suelo de hormigón, madera bruta, barro cocido, asfalto: se aspira, limpia y se deja secar bien la superficie. Suelos no porosos (cerámica): se aspira y se limpia con acetona y se cepillan las juntas con una lana de acero.

Además hay que comprobar que sea una superficie porosa en la que la pintura se adhiera bien. Esto se puede comprobar con una gota de agua: se echa gota en la superficie y si es absorbida, no es poroso. En ese caso, hace falta aplicar una imprimación.

Pintura para suelos
Pintar suelos

Aplicación de pintura para suelos

Un buen acabo y un espesor adecuados se consiguen con mínimo dos capas de pintura para suelos. Se recomienda en cualquier superficie aplicar una capa de imprimación. Antes de aplicar la primera mano, la habitación debe estar totalmente desocupada. Lo más recomendable es pintar los bordes con una brocha para no manchar las paredes y luego aplicar la pintura con rodillo de forma homogénea.

Recuerda que luego de unos minutos, la mezcla de la pintura deja de servir, por lo que hay que aplicarla con rapidez. Para la segunda mano se deben esperar ocho horas con pintura acrílica y 24 con resinas bicomponente (epoxi, poliuretano). Cuando esté lista, no se debe pisar la superficie hasta que no se haya completado el secado.

Un efecto antideslizante se puede conseguir añadiendo a la pintura arena de sílice cuando se vaya a aplicar la última capa. Esto da un acabado mate y deja suelos más aptos para el tránsito.

Pintura para suelos
Pintar suelos

Siguiendo estos consejos podrás elegir la pintura para suelos adecuada y lograrás el acabado ideal. En la actualidad puedes lograr suelos pintados más creativos, gracias a la variedad de colores y plantillas para agregar figuras. Esta pintura es de fácil aplicación y te dará superficies de mayor resistencia.

0 comentario(s)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
¡Valora este consejo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *